Publicado el Deja un comentario

Cómo elegir inodoros

Los inodoros son unos aparatos indispensables en el hogar y de uso diario. Por ello es importante que prestes atención a los criterios de elección a la hora de adquirir uno nuevo.

Existen muchas opciones. ¡Seguro que encuentras la que se adapta a tus necesidades y gustos!

Criterios de elección

A la hora de reemplazar el inodoro o adquirir uno nuevo debes de fijarte en 4 aspectos que te ayudarán en la instalación y el ahorro de agua:

– La descarga del WC

– El tipo de fondo

– La cisterna

– La alimentación de la cisterna

La descarga del WC (la salida de evacuación del agua)

Fíjate en si la salida del agua de tu casa está en el suelo o en la pared y escoge el inodoro apropiado en tu caso. Podrás elegir entre:

– Inodoro con descarga del agua al suelo.

– Inodoro con descarga del agua a la pared. – Inodoro con salida dual: que te sirve para ambas instalaciones, siempre y cuando no haya mochetas en la pared y el espacio disponible lo permita.

El tipo de fondo

La anchura media de un inodoro se sitúa entre 35 y 40 centímetros, su largura con respecto al suelo de entre 65 y 68 cm y el fondo de un modelo normal suele ser de entre 65-70 cm.

Sin embargo, para baños de dimensiones más pequeñas existen opciones que te ayudarán a economizar espacio:

– Inodoros de fondo reducido: son aquellos inodoros cuyo fondo no supera los 60 cm de fondo y los 35 cm de ancho.

– Inodoro suspendido: son aquellos que se instalan suspendidos a la pared. Son muy prácticos a la hora de la limpieza, ya que podrás pasar el cepillo por debajo.

– Líneas redondeadas: ahorran más espacio que los inodoros de diseños cuadrados.

La cisterna

Las cisternas permiten ahorran en una doble vertiente. Por un lado, se puede regular la capacidad de llenado de la cisterna, que admitirá más o menos cantidad de litros según lo que necesites. Y, por otro lado, sobre el agua que emplean. En este sentido, la mayoría de los inodoros cuentan con una cisterna que tiene un mecanismo de doble descarga del agua. Con ella puedes ahorrar hasta un 50% de litros de agua que se descargan cada vez que estiras la cadena.

¿Cómo?

El sistema es sencillo. El mecanismo de descarga de la cisterna cuenta con dos botones de descarga. Si accionas solo uno, la descarga de agua es menor (o incluso a veces la mitad) que si accionas el segundo botón.

Las opciones pueden ser:

– De 3/4,5 litros.

– De 3/6 litros.

La alimentación de la cisterna

La cisterna se alimenta del agua que llega desde la llave de escuadra de corte. Esta se une a la cisterna y a la válvula de llenado mediante un latiguillo, de menor o mayor tamaño, según sea la distancia entre ambos.

Hay varios puntos posibles de alimentación de la cisterna, según esté diseñado. Lo común es que se pueda conectar con el latiguillo por los laterales, a derecha o a izquierda, según donde esté situada la llave de escuadra. Como solo se utiliza una entrada, la otra se tapa para sellar la cisterna. La otra opción es que la cisterna se llene por la parte inferior del depósito, si la llave de corte está situada en la parte baja de la pared. Según donde tengas colocada la llave de corte y su altura, tendrás que elegir un inodoro u otro.

Modelos con y sin borde de descarga (Brida)

El borde superior interno de la taza que oculta el flujo de agua procedente de la cisterna se conoce también como brida. Se trata de una zona de difícil acceso propensa a la formación de bacterias y a que se acumule suciedad. Cada vez más fabricantes ofrecen inodoros sin borde de descarga, o con brida abierta, con lo que la limpieza del borde la taza resulta mucho más sencilla.

Esta innovación es más higiénica y evita posibles salpicaduras, al mismo tiempo que es eficaz al evacuar los residuos. No obstante, tenga o no reborde, evidentemente es necesario limpiar el inodoro con una escobilla.

Estilos y comodidad

Existe una gran variedad de diseños de inodoro. Decántate por el estilo que más te guste (clásico, de líneas rectas, de líneas redondas…) y el color que mejor te combine (blanco, negro, rojo…) con la decoración de tu baño.

Igualmente, podrás encontrar tapas de WC simples o con diseños atrevidos según la marca y el modelo de tu inodoro.

Finalmente, podrás elegir también tapas de cierre amortiguado, cuyo sistema ralentizada su bajada sin que se produzcan golpes secos y fuertes.

Cambio de piezas

En algunos casos y en función de la marca de tu inodoro, si se te rompe una de las piezas que componen el sanitario (cisterna, inodoro, tapa, mecanismo de la cisterna…) no es necesario que cambies todo el WC. Sabiendo la marca y el modelo.Final del formulario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *